Dime qué haces con tu tiempo libre y te diré quién eres.

En el mercado laboral, una persona de 65 años que ha trabajado una jornada de 40 horas semanales, ha empleado alrededor de unos 12 años de su vida únicamente trabajando.

Es decir, 144 meses completos, 4.380 días con sus noches, o 105.120 horas con todos sus minutos y segundos…

Si tenemos en cuenta el tiempo que pasamos realizando tareas domésticas, como cocinar o limpiar, entre otras, ésto supondría al menos un 10% más del total de nuestras vidas, o sea, otros 8 años más dedicados a nada más que al trabajo.

Te has preguntado cuántas horas de tu vida gastas mirando el móvil?

Yo sé, te despiertas a las 7 am y lo primero que haces es tomar tu celular, no solo para desactivar la alarma, sino para ver qué pasó en las 6 o 7 horas que pasaste durmiendo…

(Si es que no te quedaste hasta las 2 am haciendo lo mismo)

Durante muchos años de mi vida, perdí mi tiempo haciendo justamente eso, no solamente al abrir los ojos en la mañana, sino también a cada momento, estaba actualizando y refrescando las páginas para ver si me había «perdido de algo», y la verdad, es que sí.

Estaba perdiendo una oportunidad de oro para aprender algo nuevo que me sirviera para mejorar mi perfil profesional y por qué no, una oportunidad única de iniciarme en algún negocio.

Entender eso, me ha servido para comenzar una nueva etapa de mi vida, una etapa en la que dejo muchas cosas atrás, pero en la que también tengo la oportunidad de recibir cosas asombrosas, edificantes y muy provechosas en términos financieros.

Decidí especializarme y profesionalizar uno de mis más grandes talentos: El Marketing.

Quiero compartirles mi historia y espero sea de gran valor para ustedes… 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *